entrenamiento > salud    
Octubre 2017
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31
 
 
  SALUD  

Centro de Fisioterapía - José Luis Milián GraciaCentro de Fisioterapía
José Luis Milián Gracia

Fisioterapeuta - Nº Licenciado: 738
Teléfono: 626 263 051
Licenciado en Educación Física y Deporte

  • Rehabilitación
  • Presoterapia
  • Electroterapia
  • Masajes


Avd Galan Bergua 33 bajos - "Junto a Bar Mayerling" - 44600 Alcañiz (Teruel)

Preguntas frecuentes

Que es laTendinopatía de Pata de Ganso y Tendinopatía de Cintilla Iliotibial

Llamamos Pata de Ganso a la zona alta e interior de la tibia (rodilla) donde se insertan juntos, aunque cada uno con un tendón específico, los músculos Sartorio, Recto Interno (aductor) y Semitendinoso (Isquiotibial). Todos ellos vienen desde la pelvis a lo largo del muslo, el Sartorio desde la parte anterior cruzando por delante del cuádriceps, el Recto Interno por la cara interna del muslo desde el pubis, y el Semitendinoso por la cara posterior desde la tuberosidad isquiática. Bajan por lo tanto hacia la rodilla formando una “V” hasta su inserción distal en la meseta tibial en su zona antero-interna, justo debajo de su articulación con el Fémur.

Y aunque cada uno va a tener un cometido diferente, por encontrarse en grupos musculares incluso antagonistas, los tres en conjunto van a tener una importante función estabilizadora lateral de la pierna. Esto va a cobrar un importante papel durante la recepción de la zancada y a lo largo de todo el apoyo unipodal durante la práctica del running. Por lo tanto, a la afectación de los tendones de estos músculos a nivel de su inserción, o un poco más arriba, cuando pasan por encima del cóndilo interno del Fémur, vamos a llamarla “Tendinopatía de pata de ganso”.

 
Es conveniente hacerse un masaje deportivo y que beneficios tiene?

El masaje deportivo es el que se circunscribe dentro de la práctica deportiva, tanto a nivel entrenamiento como de competición. Es una técnica manual para mejorar el rendimiento y el cuidado del atleta. En esta página te explicamos brevemente los beneficios que para el atleta pueden tener estos masajes.
Este tipo de masaje tiene como objetivo preparar/recuperar al atleta para el entrenamiento de alta intensidad o para la competición, así como evitar espasmos musculares, contracturas u otras lesiones deportivas, y eliminar toxinas y relajar tras el entrenamiento.

Las fibras musculares del atleta están sometidas a un estrés elevado, produciéndose pequeñas contracturas musculares, microrroturas fibrilares, hasta roturas musculares. Todo ello va a producir una ralentización en la progresión del atleta, incluso un descenso de su estado de forma. Las marcas-objetivos marcados por el atleta no se cumplen, y los entrenamientos no son los deseados.

El atleta requiere que su cuerpo éste al máximo para poder lograr sus objetivos en la actividad deportiva. Por eso, el masaje deportivo es de gran utilidad para lograr, aparte del efecto terapéutico, el aporte de confianza y seguridad que todo deportista necesita para superarse en una prueba. Pero, para ello, debe ser realizado por un profesional en la ciencia de la terapia física; en definitiva, por un fisioterapeuta.

Los beneficios generales de este tipo de masaje son:

- Optimiza el rendimiento muscular y deportivo.

- Lucha contra la fatiga muscular.

- Ayuda a la prevención de lesiones de partes blandas (tendones, ligamentos, músculos…).

- Acelera la rehabilitación de lesiones.

- Tiene un efecto analgésico.

- Aumenta la oxigenación de los músculos.

- Estimula la circulación sanguínea y linfática.

- Evita la formación de adherencias y las elimina una vez formadas.

¿Cuando se puede realizar esta técnica?

1. Periodo pre-competición

2. Periodo post-competición

3. Durante la competición

 
¿Pronador supinador?

Siempre que abordamos este tema la polémica está servida incluso entre profesionales del ámbito podológico y ello se debe a la extraordinaria complejidad que en ocasiones conlleva la biomecánica del pie, que a menudo suele simplificarse por desconocimiento y cuanto más investigamos sobre su funcionalidad más fascinación nos produce, realmente la naturaleza ha sido generosa con el hombre al dotarle de un maravilloso complejo locomotor que nos permite realizar los más diversos movimientos y gestos propios y únicos del ser humano. Quizá la máxima expresión de la belleza corporal la representen las bailarinas, la fortaleza los levantadores de pesas y la resistencia los corredores de maratón, cuyos pies soportan, una y otra vez, hasta 45.000 veces el impacto de éstos contra una superficie inventada por el ser humano, el asfalto.

El pie es el elemento anatómico que nos relaciona con el suelo y a menudo tiene que hacer de intermediario entre las compresiones que recibe desde arriba, columna, cadera y rodilla y por abajo en sentido ascendente la respuesta del terreno, cuanto mayor sea la capacidad del pie para adaptarse a la tensión recibida por estas dos fuerzas de igual dirección pero de sentido contrario, mejor será el pronóstico en cuanto a lo que a funcionalidad y rendimiento deportivo se refiere.

Por ello podemos afirmar que unos pies bien constituidos son el mejor seguro para controlar la aparición de lesiones.

Tanto la supinación como la pronación pueden producirse en los tres segmentos del pie, es decir, en el retropié, en el mediopié o en el antepié. Podemos afirmar que lo ideal es que los apoyos del pie discurran dentro de parámetros normofuncionales y que a medida que se alejen de estos parámetros ideales se disparará la probabilidad de padecer lesiones.

Por otra parte si el pie no tuviese esta capacidad de adaptación al medio nos veríamos imposibilitados para realizar muchas de las tareas cotidianas, por tanto no siempre es negativo encontrarnos con un pie pronado o supinado, no debiéndonos limitarnos por tanto al estudio segmentado de una parte de nuestro cuerpo sino integrado dentro del conjunto del aparato locomotor.

La Pronación es un efecto fisiológico y necesario con el que el pie disipa parte de la carga que recibe en cada paso para adaptarse a las irregularidades del terreno, si no fuera por ese movimiento pronatorio nuestros pies sufrirían continuas fracturas, el problema reside cuando esa pronación está aumentada por encima de los parámetros fisiológicos, en ese caso hablamos de hiperpronación, sobrepronación o simplemente corredor pronador que consiste en un derrumbamiento del pie hacia la zona interna del mismo.

La supinación el efecto contrario, es decir, cuando hay una ausencia o disminución del efecto pronatorio fisiológico, ofreciendo un apoyo por la parte externa del pie.

Las consecuencias
El pie pronado suele llevar asociado un aplanamiento de la bóveda o arco plantar, es frecuente encontrarlo en los niños en su primera infancia motivado por la laxitud ligamentosa que presentan, hablamos entonces de pie plano-valgo que normalmente evoluciona hacia la normalidad.

Por el contrario el pie supinado va a ir asociado al cavo-varo, se trata de un pie muy estructurado y con poca movilidad con una bóveda plantar aumentada y el tobillo hacia fuera.

El pie normal o fisiológico es aquel cuyo apoyo comienza por la parte externa del tobillo ejerciendo a continuación una discreta pronación por parte del mediopié y despegando el antepié entre el 1º y 2º metatarsiano. El apoyo medio del pie ha de corresponder a 1/3 del total del ancho de la huella plantar.

Unos pies sanos y funcionales nos llevarán al fin del mundo.

 
1 

Preguntas para el Fisioterapeuta

Si tienes cualquier pregunta para el fisioterapeuta, desde aquí puedes expresarla:
   
Nombre:
E-Mail:
Asunto:
Consulta:
Por favor introduzca el codigo que ve en la imagen, sino puede leerlo actualize la página.
        
 

Enlaces de interés

LA SOJA Y EL CORREDOR
 
1 
Opticas Bajo Aragón
Opticas Bajo Aragón
 
Auto Martin
Auto Martin
 
Caja Rural de Teruel
Caja Rural de Teruel
 
Toldos Ballestero
Toldos Ballestero
 
Hife
Hife
 
Cooperativa Ganadera de Caspe
Cooperativa Ganadera de Caspe
 
Clinica Podologica Ana Baeta
Clinica Podologica Ana Baeta
 
 
Club Tragamillas Alcañiz - Telf.: 677 09 29 99 - Emails: web@tragamillas.net y tragamillas2001@gmail.com


Diseño, desarrollo y mantenimiento: Sedinet


Valid HTML 4.01 Transitional   ¡CSS Válido!   Icono de conformidad con el Nivel A, 
	de las Directrices de Accesibilidad para 
	el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI